Natalia Raya

Psicoterapia

La psicoterapia es el medio para conseguir varios fines: conocerse a uno mismo y afrontar los problemas que afectan a la vida que deseamos llevar.

La calidad de las relaciones, empezando por uno mismo, determina la sensación y percepción de satisfacción vital y bienestar.

La calidad de las relaciones, empezando por uno mismo, determina la sensación y percepción de satisfacción vital y bienestar.

LA TERAPIA SIRVE PARA DESMONTAR LAS DIFICULTADES Y PREPARARSE PARA AFRONTARLAS

A veces, las emociones nos juegan malas pasadas...

Cuando se convierten en bloqueos, en síntomas de varios tipos, que hace que no tengamos la sensación de control habitual, generan malestar intenso y no disponemos de recursos ni comprensión, ni por parte propia ni de los que nos rodean.

Ansiedad

Depresión

Dificultades de Pareja y Sexualidad

Algunas frases que escucho frecuentemente en mi consulta de psicoterapia: 

No puedo coger un avión ni viajar por la ansiedad,  cuando lo hago lo paso tan mal que no lo quiero hacer más y lo evito a toda costa. He perdido dos oportunidades de trabajo por este motivo.

No puedo viajar en metro ni coger un ascensor. Vivo en Madrid y me limito a vivir por mi barrio y perder mucho tiempo en autobús. Me siento tan limitada…

Estar tan pendiente del móvil me hace perder la atención a lo que está pasando alrededor. Mis hijos me empiezan a llamar la atención.

No sé si separarme de mi pareja. Estamos fatal. Apenas nos hablamos. Qué diferencia con el principio, nos entendíamos en todo. Nos falta esa chispa.

Me paso el día encerrada en casa, no tengo ganas de hacer nada. En ocasiones lloro sin saber muy bien por qué. Si todo me va bien ¿por qué me siento así?

La convivencia con mi adolescente es muy difícil. Estoy desbordado.

Mi hijo pequeño está pegando en el cole. Ya me han llamado dos veces. No me dice qué le pasa. Me siento sola para ayudarle.

Desde que nos divorciamos, mis hijos pequeños han cambiado: están de mal humor, se pegan, se tratan mal, se quieren marchar de casa. Me siento muy culpable.

Desde que soy madre, me siento muy culpable por todo. Quiero encargarme de todo lo del bebé, y mi pareja no lo entiende.

Estamos en tratamiento de reproducción asistida muchos meses sin éxito. Está empezando a afectarnos seriamente como pareja, además de sentirme culpable ¿por qué nos ha tocado a nosotros?

¿SABES QUÉ TIENEN EN COMÚN ESTAS PERSONAS?

Que sienten que:

  • Son las únicas que tienen ese problema, activándose un circuito que dificulta ver la solución y sentirse incapaz de solucionar.
  • Ellos son el problema, o los demás son el problema.
  • Es muy difícil de solucionar, o no tiene solución porque «yo soy así» o los demás «son así».
  • Siendo en muchos casos los protagonistas, la inacción y la sensación de poca valía personal para afrontar la vida, los problemas o las relaciones con los demás. Por tanto el problema y sus síntomas se mantienen o se acrecientan.

LA EFECTIVIDAD DE LA TERAPIA

Todos pasamos por momentos vitales difíciles, que nos generan diversas emociones por las que transitamos día a día.

La psicoterapia consiste en una muleta que durante una temporada sirve para cambiar aquello que no te está sirviendo y conseguir aquello que sí estás necesitando.

Mi trabajo es demostrarte  que nada de lo que piensas es inadecuado, que puedes ver tus problemas de otra manera para poder resolverlos tú mismo.

Mi trabajo consiste en ayudar a las personas a hacer consciente lo que le sirve y lo que no, para tener mayor poder personal. 

 

¿Cómo trabajo?

Una persona adulta necesita una solución a un problema psicológico, emocional, relacional, que le está impidiendo llevar una vida como entiende “normal” o “satisfactoria”. Viene a mi consulta y exploramos cuál es el problema, qué efectos está teniendo en su vida y nos marcamos unos objetivos para resolverlo. Mantenemos sesiones al principio semanales de una hora en la que combinamos preguntas, ideas, herramientas para encontrar la solución para resolver su situación.

Dos personas en relación de pareja acuden a consulta porque hay algo que les preocupa de su relación y quieren resolverlo. Estas sesiones son muy efectivas para conocer qué está pasando y encontrar soluciones para ambos miembros de la pareja. 

El trabajo con familias suele surgir más frecuentemente con niños o adolescentes que están teniendo un problema de comportamiento, bien en el colegio o en casa. Cuando una familia me consulta por un niño o niña o adolescente, es necesario implicar a su familia y a sus padres en especial, para resolver el problema.

  • Trabajo con la familia y la pareja de padres ya que por debajo de problemas comportamentales, suelen subyacer otro tipo de problemas cuya llave para la resolución está en la propia familia.

Esto tiene varias ventajas:

  • Tu hijo o hija, niño o niña, adolescente, no se siente señalado o estigmatizado por ser él o ella el único que tiene problemas.
  • Como familia, aprenderéis recursos juntos. Esto os permite ir fortaleciendo vuestra relación y mejora la resolución de conflictos futuros, ya que las familias están en permanente cambio.
  • En general, se necesitan menos sesiones (dependiendo del problema) al tener esta mirada de conjunto, porque entre todos se aportan recursos que favorecen la superación del problema.

Mi despacho se encuentra en Madrid, pero podemos conectar mediante skype si te encuentras fuera o si tus horarios te impiden acudir a la consulta con regularidad.

Estoy acostumbrada a atender a personas en otras provincias y fuera de España, mediante Skype.

 

Si has llegado hasta aquí puede que algo te esté removiendo.
Te escucho.